6 cuotas sin interés / envíos gratis a partir de $6.500

Cómo cebar un mate

como cebar un mate paso a paso

Para aprender cómo cebar un mate es necesario entender qué función tiene cada uno de los elementos que componen la mateada: el agua, el mate, la bombilla, la yerba… y el cebador.

Los elementos para
preparar un mate son:

el agua caliente
el termo o pava que la contiene
un mate
una bombilla
la yerba mate

Dentro de estos elementos, existen infinitas combinaciones, y cada una de ellas le dará un sabor y experiencia única a la mateada.

Hay quienes usan termos en acero inoxidable , otros directamente usan la pava, algunos toman con el agua en 75 grados, otros con el agua casi hirviendo, hay mates en acero inoxidable, mates de calabaza, mates de madera, mates de plástico, bombillas de acero inoxidable, aplaca, bronce , en aluminio e incluso en caña de bambú. Y la yerba mate puede ser con o sin palo, con o sin azúcar, con o sin hierbas, y hasta donde llegue la creatividad e imaginación de cada uno.

El paso previo | Proceso de curado del mate.

El sabor de los mates también dependerá de cómo haya sido el proceso de curado del mate. Hemos hablado anteriormente sobre esto también en el paso a paso de “cómo curar un mate, y por qué”.Existe también una especie de ciencia detrás del cebado de un mate, en el que entendiendo cómo influye cada uno de estos elementos en la cebada, podremos disfrutar de mejores y más rendidores mates.

Empecemos con la célebre frase de Pedro Narciso Arata: “La palabra cebar nos expresa la idea de mantener, alimentar, sustentar algo en estado floreciente. Se quiere indicar, con la frase cebar mate, no el acto de llenar el mate con agua caliente, sino mantener ese mate en condiciones siempre apetitosas”.

A partir de esta definición de lo que realmente significa cebar un mate, vamos a describir paso a paso, el rol de cada elemento para que esto suceda.

Cómo cebar un mate: Paso a paso

1

Empecemos por el agua. Ésta debe estar en un punto justo, por sobre los 75 grados y por debajo de los 85 grados para que se permita disfrutar de todas las bondades que ofrecen las hojas, los palos y el polvo de esta infusión. Fuera de ese rango, se puede arruinar una mateada, ya que si el agua está muy fría la yerba puede enfriarse y no llegan a liberarse las propiedades de la yerba a la infusión en cuestión, o ésta puede quemarse en el caso contrario, cuando la temperatura del agua supera cierta temperatura. El primero de los casos puede remediarse, deberemos contar con una fuente de agua caliente que pueda redimir esto. En el segundo de los casos, deberemos cambiar la yerba ya que al quemarse perdió sus propiedades, y el mate no se disfrutará en todo su potencial. Esto se puede prever calentando el agua unos 2 grados por encima de la temperatura deseada antes de volcarse dentro del termo, para luego ir ajustando la temperatura del agua con dosis de agua natural o tibia para compensar la temperatura y evitar que ésta esté muy fría o que sea superior a la recomendada.Un mate tibio genera desórdenes fisiológicos que todos queremos evitar. Y por el otro lado, un mate hirviendo agota los principios activos de la yerba mate con la primer cebada, logrando un mate lavado a partir del segundo o tercer mate, donde ya no se podrá observar la espuma característica de un mate bien cebado. Recordemos nuevamente que el acto de cebar un mate se refiere a mantener el mate siempre en condiciones apetitosas u óptimas durante lo que dure la mateada.

2

El termo es una pieza clave, ya que éste vendría a ser el guardián y responsable de mantener la temperatura del agua en los niveles que hayamos definido. Ya hemos hablado de las características de un buen termo en acero inoxidable.

3

El mate no es solo un recipiente donde se echa la yerba, es mucho más que eso. Un mate debe cumplir con ciertos requisitos.
• Debe ser lo suficientemente resistente para no echarse a perder con los golpes típicos por el uso cotidiano.
• Tiene que ser capaz de mantener la temperatura de la yerba para que no se laven los mates de manera prematura.
• Debe aislar el calor del mate de la mano, para evitar que uno se queme.
• Tiene que ser de un material que sea apto para ser usado por alimentos de consumo humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Carrito (0)

El carrito esta vacío No products in the cart.




0